Compliance tributario

Dic 3, 2023Compliance tributario, Venezuela

¿Compliance tributario, una nueva alternativa de defensa corporativa?

Si bien el Compliance Penal ha tenido su gran auge en los últimos años, no resulta suficiente para abarcar los numerosos riesgos fiscales que pueda poseer una empresa. Ante tal statu quo, la respuesta legislativa debe ser proporcionar las bases para el desarrollo del Compliance tributario, el cual analizará pormenorizadamente todos y cada uno de los riesgos en el área tributaria.

Toda organización que cuente con una óptima situación fiscal, posee una ventaja competitiva frente al mercado, de gran importancia; El Compliance tributario no solo ahorrará costos en futuras sanciones e indemnizaciones (si se comprueba la infracción administrativa cometida) sino que además, la reputación le permitirá a la organización externalizar sus servicios valiéndose de la credibilidad proporcionada por la óptima situación fiscal.

El Compliance se introduce en el área tributaria de la empresa (sea una PYME o una gran corporación), al tener como objetivo la prevención, detección, gestión y mitigación de los riesgos fiscales, así como el control de los riesgos que deriven de los incumplimientos a la ley tributaria, independientemente del tamaño de la organización o el sector de la actividad.

Así como ocurre en el compliance penal, el compliance tributario se valdrá de protocolos y medidas que prevengan cualquier escenario en el cual se pueda cometer algún delito fiscal, sea por desconocimiento o negligencia.

Dichas medidas se recomiendan en las distintas normas emanadas por los organismos competentes, en el caso del compliance tributario, en 2019 se publicó la norma UNE 19602 “Sistemas de gestión de Compliance tributario”.

 

¿Y de todas las ISO ya existentes, en qué se diferencia la ISO UNE 19602?

 

Dicha norma parte del modelo de normalización y de los estándares internacionales recogidos en la norma ISO 19600:2015 de Sistemas de Gestión de Compliance, así como en la ISO 37001:2017, de Sistemas de Gestión Antisoborno.

Sin embargo, logra diferenciarse porque su objetivo principal es contribuir al diseño o al diagnóstico de los sistemas de Gestión de Compliance Tributario para prevenir, detener, gestionar y mitigar todo tipo de contingencias y riesgos tributarios en una determinada compañía.

Un ejemplo de aplicación es España, donde una empresa con un sistema de gestión de Compliance tributario completo y eficaz, podrá interponerlo por ante la administración tributaria para tratar de atenuar o eximir su responsabilidad, e incluso frente a un ilícito penal contra la Hacienda Pública.

 

Elementos claves para implantar un sistema de compliance tributario.

 

  • Contar con un órgano de compliance con su especialista en materia fiscal, su tax compliance officer que se encargará de la supervisión, vigilancia y control de todo el sistema. Este órgano debe designarse por la junta directiva de la empresa y contar con los recursos (humanos y financieros) así como la independencia necesaria.
  • Medidas de due diligence o diligencia debida tanto a los stakeholders internos como a los externos (por ejemplo, socios o proveedores de servicios legales alternativos ALSP).
  • Implementar un canal de denuncias, esto permitirá la recopilación de la información fiscal necesaria en aquellos actores externos a la empresa. Con un canal de denuncias, se puede evaluar desde un punto de vista objetivo de un tercero para que se determine la idoneidad o no, de trabajar con ellos.
  • Implementar un protocolo de investigación interna y externa, de la mano de un sistema disciplinario que castigue los incumplimientos tributarios que logren detectarse.

 

Ventajas de contar con un programa de compliance tributario.

 

  • Reconocimiento y credibilidad internacional. Poder optar por un certificado de compliance tributario le otorga un sólido respaldo legal frente al mercado, lo cual amplía sus posibilidades en realizar trámites en lo concerniente a transacciones comerciales, convenios y negociaciones internacionales de una manera más sencilla.
  • Mecanismo de atenuación de la responsabilidad penal de la persona jurídica, en caso de que se cometan determinados ilícitos administrativos por miembros de la organización e ilícitos penales cuando en la jurisdicción esté tipificada la responsabilidad penal de la persona jurídica.
  • Se reducen los potenciales escenarios donde se cometen delitos fiscales, en cualquiera de los departamentos de la empresa y por lo tanto, se reducen los costos o sanciones que se pudieran generar.
  • Aumenta la seguridad jurídica y con ello se mejora la reputación de la empresa. Existiendo una total transparencia, las inspecciones del órgano responsable de la administración tributaria pueden ser predecibles y controlables. Es importante que los stakeholders cuenten con un respaldo de credibilidad e impecable trayectoria por parte de la empresa con la que desean contratar.
  • Internamente facilita la toma de decisiones. Al tener la información fiscal y económica disponible en cualquier momento, la estrategia y los objetivos con los cuales opere la empresa resultan más sencillos de vislumbrar, si existe el riesgo de realizar algún trámite que no genere 100% confianza.

 

¿Y CÓMO LA TECNOLOGÍA PUEDE AYUDAR A CUMPLIR LOS OBJETIVOS DEL COMPLIANCE TRIBUTARIO?

 

Distintos organismos especializados en materia de Compliance, han acordado que se pretenden a largo plazo fomentar un modelo de cooperación entre las empresas y los organismos tributarios de cada país, con el objetivo de implantar un sistema más preventivo de cercanía constante con las empresas. Y concluyen que contar con un software que contribuya a mejorar la gestión empresarial detallada es un aspecto fundamental para el óptimo funcionamiento de la compañía.

 

 

Related Blogs